Animales en la alimentación,  Ética

Madres, sin importar la especie

“Cuando tengas hijos entederás” me decía mi mamá, casi siempre, al terminar una cantaleta. Y efectivamente, cuando fuí mamá lo entendí.

Ser mamá puede ser tan hermoso como agobiante. Hermoso, porque nunca vas a tener una conexión tan fuerte como la que tienes con tus hijos  – salvo con tu madre – y agobiante, porque nunca vas a estar tan preocupada por alguien. Un instinto salvaje para conservar la especie, con el que sin querer te estas repitiendo todo el tiempo: “¡Que ni se atrevan a tocarlos!”. No quieres que les pase nada. Pero siempre ha de pasar algo, asi no sea grave, y lo normal es que sufras con eso. Y como entendemos ese sentimiento, entre madres nos solidarizamos. No hay nada más triste para uno, escuchar en las noticias que una mamá desesperada busca a su hijo porque se lo robaron o que una madre llora porque a su hijo le pasó algo. Pero resulta que este sentimiento no es propio de nuestra especie. Las madres no humanas también tienen un vínculo único y estrecho con sus crías y no necesitamos de investigaciones científicas para darnos cuenta de esto. Al fin y al cabo, los humanos también somos animales.

Las madres no humanas que más sufren por culpa de los humanos

Las vacas lecheras

Para que una vaca sostenga la industria láctea debe pasar lo siguiente:

  1. La futura vaca será separada de su madre al poco tiempo de nacida y privada de su libertad, mientras mugirá (llorará) desesperadamente llamando a su madre. Si cuenta con “suerte” y es una vaca que pertenece a la ganadería tradicional, podrá vivir en un potrero al aire libre, en caso contrario, vivirá en un establo donde apenas podrá moverse.
  2. Al año de vida será inseminada artificialmente por primera vez. En otras palabras, será violada.
  3. Después de 9 meses, parirá.
  4. Su cría será arrebatada al poco tiempo de nacida. Si es macho se descartará (lo matarán) o lo venderán a la industria cárnica (lo matarán) y si es hembra será destinada para reemplazo de alguna vaca que ya no es productiva (ir al punto 1 para saber su destino).
  5. La vaca mugirá (llorará) por varios días llamando a su cría y tratará de buscarla desesperadamente. La cría mugirá (llorará) llamando a su madre y tratará de buscarla desesperadamente.
  6. La vaca será ordeñada dos veces al día durante 11 meses y se le extraerán, en promedio, 50 litros de leche diarios.
  7. La vaca será inseminada (violada) nuevamente, 4 meses después del parto. Por lo que transcurren 13 meses entre cada parto.
  8. Se repetirán cuatro veces el punto 3, 4, 5, 6, y 7.
  9. La vaca ya no producirá leche.
  10. La vaca será descartada (asesinada) a una edad aproximada de 6 años cuando podría llegar a vivir hasta 25 años.

Suficiente ilustración para mostrar que un vaso de leche esconde realmente un infierno por el que tuvo que pasar una mamá vaca.

Las cerdas

Esta será la vida que llevará una cerda en la industria porcina:

  1. Las futura mamá cerda será seleccionada por “mérito genético” al pesar 75 kg. con apenas unos meses de vida y será llevada a un corral hasta que cumpla alrededor de 7 a 8 meses de vida.
  2. La cerda será inseminada  (violada) y llevada a una jaula de gestación de 1.30 metros cuadrados donde si acaso podrá moverse.
  3. Después de 17 semanas, parirá de 10 a 13 cerditos.
  4. La cerda será llevada a una jaula de lactancia donde permanecerá de 3 a 4 semanas casi siempre tumbada, sin moverse, salvo para ponerse de pie y volverse a tumbar. Es usada como una máquina de alimentación sin poder disfrutar de su maternidad como lo haría cualquier cerda en libertad.
  5. Sus cerditos serán apartados antes del tiempo de destete natural y llevados a otro corral donde ya no los podrá ver jamás.
  6. Después de una semana, se repetirán los puntos 2, 3, 4 y 5  por 6 veces más.
  7. Luego de 7 partos la cerda ya no será productiva.
  8.  La cerda será descartada (asesinada) a la edad de 3 años cuando puede llegar a vivir hasta 15 años.

Las gallinas

Tanto como si son usadas para producción de carne o para producción de huevo, las gallinas la pasan realmente mal en la industria avícola. En la industria del huevo, las gallinas son sobrevivientes a un proceso llamado sexado en donde los pollitos machos son apartados y triturados vivos porque son considerados inservibles por no producir huevos. La vida de una gallina se reduce a lo siguiente :

  1. Desde el primer día será privada de su libertad y llevada a un galpón donde vivirán 20 pollitas por metro cuadrado.
  2. Aproximadamente a los 7 días de nacida, su pico será cortado con el fin de evitar el canibalismo que se dá a causa del estrés de vivir en confinamiento.
  3. A la semana 10 de vida se le realizará un segundo despique y en el galpón vivirán 10 pollitas por metro cuadrado.
  4. Si es gallina reproductora (para producción de pollos) será puesta junto con los gallos alrededor de la semana 18 a la 23. Los gallos también habrán sido despicados y su dedo posterior habrá sido cauterizado para evitar que le hagan daño a las gallinas en el apareamiento.
  5. Mas o menos en la semana 20 de vida comienza su etapa productiva y vivirán 7 gallinas por metro cuadrado y a partir de que ponen su primer huevo se les alargará el día artificialmente hasta unas 17 horas, alterando su reloj biológico, con el fin de aumentar la producción.  Si son gallinas para producir huevos, por lo general, serán puestas en jaulas donde tienen un espacio aproximado de 400 centímetros cuadrados por gallina donde apenas podrán moverse y donde no podrán tomar baños de polvo. Las gallinas reproductoras no podrán hacer sus nidos naturalmente y mucho menos podrán apartarse para proteger e incubar sus huevos. En un abrir y cerrar de ojos, sus huevos ya no estarán y serán incubados artificialmente.
  6. Alrededor de las 60 a las 80 semanas de vida, la gallina ya no producirá tantos huevos como quisiera la industria, Luego de producir 300 huevos al año aproximadamente durante la etapa pico de postura.
  7. La gallina será descartada (asesinada).
  8. Hay veces, dependiendo de cómo esté el mercado en ese momento, la gallina ponedora no será sacrificada a la semana 80 y se le inducirá una muda de plumas para comenzar un nuevo ciclo de postura. La gallina, por lo tanto,  será sometida a un proceso de estrés para que deje de producir huevos y se le empiecen a caer las plumas y durante un período de 7 a 10 días la gallina no será alimentada. El 10% de las gallinas morirán y las que queden vivas perderán un 25% de su peso corporal.
  9. Luego de 30 semanas de la muda forzada, su producción se reducirá.
  10.  Ir al punto 7.

Las gallinas en la industria viven de 2 a 3 años, cuando podrían llegar a vivir hasta 12 años.

Tomado de avicultura.com

Es hora de hacer la conexión

No es necesario ser madre para darse cuenta del sufrimiento por el que pasan estas madres no humanas y sus hijos. Son reducidas a simples máquinas de producción. No tenemos ninguna razón para seguir con esta barbarie, pues son seres que tienen el mismo deseo de vivir y de disfrutar. ¿Cómo no ver el deseo de vivir de un cerdo que juega en el lodo?¿Como no ver el deseo de vivir de los pollitos cuando se protegen bajo las alas de su madre? ¿Cómo no ver el deseo de vivir de una vaca mientras descansa bajo la sombra de un árbol?. Es hora de hacer la conexión. La carne que tienes en tu plato es el cadaver de un animal que quería vivir. La leche que tienes en tu vaso es la leche de un ternero que quería vivir. El huevo que tienes en tu plato fue puesto por una gallina que quería vivir (en libertad).

 

Bibliografía

Acoustic analysis of cattle (Bos taurus) mother–offspring contact calls from a source–filter theory perspective, Monica Padilla de la Torre. 

Un beso con sabor a queso: una mirada a la producción de la leche, Andrea Guerrero.

Generalidades del ciclo productivo porcícola, Solla.

La producción industrial de cerdos: una vida de sufrimiento, Animanaturalis

Ciclo productivo de las granjas porcinas y sus productos

Gallinas ponedoras, Cesar Lascarro, Sena.

Manual de avicultura, Ana Cristina Barroeta, Dolors Izquierdo, José Francisco Pérez, Departamento de ciencia animal y de los alimentos.

Sistema productivo, Grupo Sada

Lo que dicen los científicos y expertos acerca de las jaulas en baterían y el bienestar de las gallinas ponedoras, Human Society International

Replume de gallinas,Javier Ortiz, Solla

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: