Educación

10 tips para criar niños veganos

Aunque criar niños veganos es más fácil de lo que se cree, en Colombia y supongo que en todos los países latinoamericanos falta mucha educación al respecto. La mayoría de las personas que rodean a tu hijo si no es que piensan que se va a morir por no consumir carne o lácteos, piensan que si le dan una chocolatina o una gomita no va a pasar nada “porque es que esos papás son sino extremistas”. Así que lo más difícil de esto no es la alimentación sino los obstáculos sociales. Como padres veganos debemos sentar unas bases educativas bien fortalecidas en nuestros hijos y en las personas que los rodean. Por eso he traído estos tips que pueden darnos una idea de cómo enfrentar mejor esta tarea de ser padres veganos en un mundo de omnívoros.

1.Explícale a tu hijo por qué son veganos.

Es importante que desde pequeño los niños vayan sabiendo que son diferentes a los otros niños. Que comen diferente a ellos y que, tal vez, hagan actividades diferentes.

Cuando son más pequeños se les puede enseñar que los animales sienten. Que así como cuando él se golpea, si un animal se golpea, también le duele. Si tienen mascotas es muy importante enseñarle a respetarla. A no pegarle bajo ninguna circunstancia , y claro, esto debe ir respaldado por el ejemplo de los padres. Recalcarles siempre la capacidad que tienen los animales de sentir.

A medida que van creciendo y que comprendan mejor las cosas, se les puede ir diciendo la verdad sin muchos tapujos. Al menos yo a los 5 años ya había presenciado varias marranadas. Tal vez eso haya ayudado a que hoy sea vegana. Así que no hay ninguna razón para que a nuestros hijos les digamos verdades a medias.

2. Elabora un plan nutricional para tu hijo.

Planea la alimentación de tu hijo. Aunque esto suene a que tiene algo de trabajo, cuando se trata de los hijos, nada está de más. Brindarles una alimentación balanceada a ellos hará que, incluso, nosotros comamos mejor. Para esto debes empaparte un poco de aspectos básicos de nutrición. Tener claro qué alimentos contienen qué nutrientes. Si sientes que necesitas apoyo de un nutricionista, no dudes en contactarlo. Hay muchos nutricionistas que no tienen problema con las dietas veganas.

No olvides los suplementos de vitamina B12.

Sigue este plan así sea fuera de casa. Para esto, la mayoría de veces se hace indispensable preparar una lonchera para cuando se va a estar varias horas afuera.

3. Lleva periódicamente a tu hijo a control.

Asegúrate que tu hijo está dentro de los rangos adecuados de peso y talla para su edad. Asistir a los controles de crecimiento y desarrollo hará que te sientas más tranquilo de que todo va marchando bien.

4. Asegúrate que sus productos de aseo, su ropa y calzado sean veganos.

Es algo bastante obvio pero lo pongo para que te asegures que tu hijo no tenga entre su ropa nada de cuero y que sus productos de aseo como jabón, champú y colonia no hayan sido experimentados en animales y que no tengan nada de origen animal. Olvídate de Johnson&Johnson, de Avon y de todos los productos de Procter&Gamble y de Unilever.

5. Cómprales libros y películas en los que no se muestre maltrato ni explotación animal.

Escoge libros y películas donde los animales no estén en circos, acuarios o zoológicos. Donde no se presencie ninguna clase de maltrato ni explotación. Opta por aquellos donde enseñen sobre el respeto por los animales. Te recomiendo algunos libros:

  • COMO TÚ  de Guido Van Genechten
  • DILO POR MI de Rocío Buzo Sánchez
  • THAT’S NOT MY MOMMA’S MILK de Julia Barcalow
  • RESCATE ANIMAL de Patrick George

6. No lo lleves al zoológico, a acuarios o a circos con animales.

No hay nada de educativo y divertido en llevar a un niño a ver animales encerrados y fuera de su hábitat. Si estos planes son programados por la institución educativa, no dudes en decir que tu hijo no participará y explica las razones de la decisión tanto a los profesores como a tu hijo.

En videos, puedes mostrarle a tu hijo la realidad detrás de estos lugares.

Puedes enseñarle los animales salvajes a través de documentales y libros.

7. Prepárate para las fiestas infantiles.

Pregunta con anticipación a los anfitriones qué van a dar de comida. Puede que te lleves una sorpresa y puedas echar mano de algunas cosas. Si todo resulta como lo esperábamos (que nada sea vegano), ármate hasta los dientes con una super lonchera. Si quieres, puedes hacer la versión vegana del plato que vayan a preparar en la fiesta. Si no hay forma, tampoco es que necesitemos ocultar que somos diferentes. Llévale su comida vegana favorita. Una buena idea sería pizza o hamburguesa.

Llévale torta y snacks veganos para que no haya forma de que sienta que se está absteniendo de comer algo, ya que al ver a otros niños se le puede despertar las ganas de comer golosinas. En mi caso, a mi hijo le encantan los frutos secos y las frutas deshidratadas.

Come siempre lo mismo que él. Así que empaca lonchera para ti también.

Recuérdale a los anfitriones que tu hijo es vegano y que no le vayan a incluir dulces en su sorpresa. Una opción podría ser que les dieras los dulces veganos con anticipación para que ellos los metan en  la bolsa de la sorpresa.

8. Mantén una buena comunicación con los abuelos y el resto de familiares. Lleva lonchera cuando les hagan visita.

Es muy importante que expliques de una forma muy firme por qué tomaron la decisión de ser veganos y qué tan importante es para ustedes.

Si tu hijo estará bajo el cuidado de algún familiar, lo mejor es que lleves la comida que le deben dar. Si los familiares son comprensivos y confías en ellos, puedes darles ideas de qué le pueden preparar. Advierte qué alimentos no son veganos y enfatiza en que si tienen alguna duda, te llamen. Nosotros tenemos la fortuna de que todos los abuelos de Emmanuel siguen al pie de la letra nuestras indicaciones y ya son unos maestros en cuidarlo y alimentarlo sin meter la pata.

No pases por alto cuando algún familiar, aún sabiendo que tu hijo no come algo en particular, se lo da. Debes decirle con firmeza que el veganismo para ustedes no es un simple capricho sino una posición ética la cual deben respetar. Si este familiar, aún así, no respeta este hecho, te recomiendo no dejarlo nunca bajo su cuidado. Espero que no sea tu única opción.

9. Informa a toda la institución educativa que tu hijo es vegano. 

En la mayoría de preescolares incluyen la alimentación de los niños. Yo pasaría de preguntar si pueden hacer un menú diferente para tu hijo. Simplemente no confiaría. Así que lo mejor es mandarle la lonchera.

A principio de año y en las reuniones de padres recuérdales a los profesores y directivos que ustedes son veganos y que no deben darle al niño algo diferente a lo que le mandan en la lonchera. Habla con la profesora del curso y dile que si hay alguna actividad con alimentos debe informarte, ya sea para darle una alternativa vegana o para ese día enviarle el alimento con el que tu hijo hará la actividad.

Lo mismo advierte sobre las actividades de campo que incluyan visita a granjas,  acuarios, zoológicos o circos.

Puedes aprovechar para que todos los trabajos de tu hijo sean enfocados al respeto animal.

10. Edúcalo con el ejemplo.

No hay enseñanza más efectiva que el ejemplo. Si un niño ve que sus padres son personas que respetan y luchan por los animales, seguramente esto se le contagiará.

3 COMENTARIOS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: